domingo, 12 de diciembre de 2010

Malas hierbas 1 – Monsanto 1: mapa con los avances de las plantas resistentes a los herbicidas de los transgénicos

“Es la AMENAZA MÁS GRANDE A LA AGRICULTURA INTENSIVA que hemos visto”
Andrew Wargo - presidente de Arkansas Association of Conservation Districts

“En Estados Unidos los agricultores han tenido que abandonar cinco mil hectáreas de soja transgénica y otras cincuenta mil están gravemente amenazadas. Este pánico se debe a una “mala” hierba que ha decidido oponerse al gigante Monsanto, conocido por el ser el mayor predador de la tierra. Insolente, esta planta mutante prolifera y desafía al Roundup, el herbicida total a base de glifosato, al que “no se resiste ninguna mala hierba”
Sylvie Simon - periodista de Altermonde-sans-frontières

“La industria de biotecnología nos está llevando hacia una agricultura más dependiente de los plaguicidas cuando TENEMOS QUE IR EN LA DIRECCIÓN OPUESTA”
Bill Freese - analista de Política Científica del Center for Food Safety en Washington

Desde el año 2000 se está librando una batalla en los campos de EEUUprincipalmente, pero también en Australia, China y Brasil de la que apenas se nos está informando pero de tal trascendencia que puede condicionar la agricultura del futuro.

En este enlace del New York Timesdel 6-5-2010 vemos un mapa interactivo de EEUU y comprobamos que en estos últimos años, del 2000 al 2009, sin prisa pero sin pausa,las “malas hierbas” están comiendo terreno a los herbicidasde la empresa Monsanto que controla más del 90% del mercado de semillas transgénicas y convencionales.

Monsanto convenció al mundo de que el Roundup, el herbicida a base de glifosato,era un producto químico “milagroso” para los agricultores: fácil de usar, muy eficaz porquenada se le resistía, seguro para trabajar con él y que se descompone rápidamente reduciendo su impacto ambiental.

Las ventas se dispararon a finales de 1990 y posteriormente Monsanto creó su marcaRoundup Readyde semillas modificadas genéticamente con el propio pesticida que permitía así a los agricultores rociar sus campos de aerosol para matar las malas hierbas, dejando el cultivosano y salvo.

Hoy en día,los cultivos Roundup Ready representan alrededor del 90% de la soja y el 70% del maíz y el algodón cultivado en los Estados Unidosy es este volumen inmenso de campos y la dependencia del país en ellos lo que está tambaleándose, porque desde el año 2000 los agricultores advierten que la promesa de resistencia era falsa y que se ha creado una supermaleza que tolera estos productos.

Entre las primeras malas hierbas destacaba el amaranto, con toda su carga simbólica por ser una planta sagrada inca, pero en la actualidad existen otras 10 especies resistentes, como la cola de caballo gigante, en por lo menos 22 estados y afectan, según las estimaciones científicas, a de7 a 10 MILLONES DE HECTÁREASde las 170 millones sembradas con maíz, soja y algodón.

Los agricultores no saben que hacer y han surgido 4 opciones:

1. La mayoría está usandomás y más pesticidascon el consiguiente coste económico y medioambiental, contaminación de la tierra y el agua.

“Si tenemos que añadir otro producto con el Roundup para matar las malas hierbas, entonces ¿por qué estamos comprando el producto Roundup Ready?”
Steve Doster, un agricultor de maíz y soja en Barnum, Illinois

2. Algunos empezaron aarrancar a mano las malas hierbaslo que es inviable porque estas plantas son muy difíciles de arrancar.

3. También se estánabandonando cultivos

4. La opción devolver a la agricultura natural, “la de antes”, está siendo replanteada por miles de agricultores

“Tenemos que controlar las malezas y las plagas a través de procesos naturales sin productos químicos tóxicos”
Anna Lappé, fundadora deSmall Planet Institute

“Las supermalezas podrían disminuir el entusiasmo de la agricultura estadounidense en algunos cultivos genéticamente modificados. La soja, el maíz y el algodón que están diseñados para sobrevivir fumigación con Roundup se han convertido en estándar en los campos de América. Sin embargo, si el Roundup no mata las malezas, los agricultores tienen pocos incentivos para gastar el dinero extra para las semillas especiales”
William Neuman enNew York Times

Eneste artículose ha recogido la opinión y soluciones de expertos (un biólogo, un agricultor, un profesor de agronomía, un escritor de renombre …) e implicados en el tema pro y anti-transgénicos.

Unos dicen que estamos ante un problema a resolver mejorando los productos químicos porque “el herbicida es tan importante para la producción mundial de alimentos como la penicilina es para la salud humana“, pero otros aseguraban que se veía venir y que no se necesitan productos aun más tóxicos sino CAMBIAR EL SISTEMA AGRÍCOLA.

Podéis leer sus interesantes opiniones en inglés y aquí traducimos las deMichael Pollan, autor de “Un detective en el supermercado“, que comentamos eneste artículo, y “Food Rules” y asesor de la Casa Blanca en alimentación sana y agricultura.

SABÍAMOS QUE IBA A LLEGAR
¡Qué sorpresa! ¡Malezas resistentes al Roundup han aparecido en los campos rociados con Roundup! ¡Sorprendente!

En realidad, la sorpresa hubiera sido si estas malezas no apareciesen – sólo dudábamos de cuando iba a ocurrir. La teoría de la selección natural predice quela resistencia aparecerá cada vez que se intenta erradicar una plaga o una bacteria con un enfoque de mano dura. Y, de hecho, el surgimiento de malezas resistentes al Roundup fue predicho por Marion Nestle en su libro del 2003 “Safe Food” y por Union of Concerned Scientists. En ese momento, Monsanto rechazó tales predicciones por “hipotéticas”.

Estas son las lecciones que se pueden extraer de esta historia:

1. Un producto como la soja Roundup Ready no es, como a Monsanto le gusta decir, “sostenible.” Como cualquier otro de estos enfoques industriales a un problema agrónomo – al igual que cualquier pesticida o herbicida – éste es sólo temporal, y destruye las condiciones de los que depende. Por suerte para Monsanto, la eficacia de Roundup duró casi exactamente el tiempo que su protección de patentes.

2. Los cultivos genéticamente modificados no son, como Monsanto sugiere un nuevo paradigmabrillante.Es un círculo vicioso en el que se engancha al agricultora una solución química que debe ser actualizada cada pocos años, ya que pierde su eficacia.

3.Los monocultivos son en si mismos algo precario. El éxito de los cultivos Roundup Ready ha sido su perdición. Como muchas hectáreas se sembraron con la misma semilla, y se rociaron con el mismo producto químico, la resistencia no tardó en llegar. La sostenibilidad a largo plazo está en la biodiversidad y no en plantar todos los campos con la misma clase de semillas.

Malas hiberbas 1 – Monsanto 1.Se ha ganado una batalla, no la guerra pero el enfrentamiento continua como unaguerra de guerrillasporque las corporaciones con su avaricia, ceguera tecnológica y soberbia humana, nunca habían contemplado el factor sorpresa y poderoso de la Madre Naturaleza.

Lo que no han conseguidolos ecologistas, loscientíficos independientesde los lobbys o los periodistas comprometidos comoMarie-Monique Robin, autora de “El mundo según Monsanto”, lo van a conseguir las hierbas.¿MALAS HIERBAS O HEROÍNAS?porqueel glifosato al que se han resistido es tóxicopara la salud humana y alguien lo tenía que parar.



Continuar leyendo en El Blog Alternativo:http://www.elblogalternativo.com/2010/12/04/malas-hierbas-1-monsanto-1-mapa-de-los-avances-de-las-plantas-resistentes-a-los-herbicidas-de-los-transgenicos/#ixzz17wlJczTG

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada